Karate-do/Aikido Infantil: una actividad a la que apuntar a tus hijos para fomentar y favorecer su desarrollo físico y mental.

El Karate-do/Aikido persigue implantar en nuestros hijos  la superación personal; estimulando y enseñando  a la persona a ir más allá de sus propias limitaciones y a alcanzar sus metas.

Nuestra experiencia nos dice que nuestros hijos:»se divierten mientras aprenden y aprenden mientras se divierten».

Por esta razón nuestras clases suelen incluir juegos que le van ayudando a hacer suyos  valores y conceptos propios de la enseñanza (arte marcial) y la sociedad como: disciplina, tolerancia y respeto.

Después de un calentamiento, los estudiantes practican las destrezas particulares del arte, ayudando al desarrollo psicomotriz pues cada habilidad requiere concentración y atención estricta.

Pero, el beneficio más importante: a menudo se transporta a la escuela, ya que el entrenamiento en el Dojo  se traduce en que nuestros hijos muestran  mejoras en su comportamiento  (autoafirmación-imagen positiva de sí mismos) actitud visible incluso en  las calificaciones.